Estáis todos invitados a venir a la inauguración de la exposición Odi et Amo este viernes 13 de Abril en la Sala Ámbito cultural de El Corte Inglés de Málaga; en la que estaré participando junto a otras 16 artistas fabulosas, como Ana Himes, Sonia Marpez, Irene Moray, Dara Scully, Joana Santamans, Verónica Algaba, Willy Ollero, Belén Segarra, Vero Navarro, Michelle Martins, María Herreros, Laura Beltrán, Silvia Rodriguez, María Simó, Xiana Alonso y Laura Castelló.

Abajo, mi contribución, y un pequeño/gran texto de lo que podréis encontrar en la exposición. ¡Os esperamos!



Collages sobre papel. 40x50cm. Marzo 2012

"El espectador es parte del metraje, una pieza clave en la que confluye el trabajo y la simbología de todos los que han hecho posible la película. De ahí que Odi et amo plantee un juego de aproximación a la huella que grandes clásicos del cine han dejado en nosotros. Todos en alguna ocasión hemos sentido al encenderse las luces algo que tímidamente nos crece, un determinado número de fotogramas han conseguido acompasar la cadencia de la ficción al ritmo de nuestra realidad y eso nos alimenta. Identificamos personajes con roles, con conflictos personales, con recuerdos o incluso deseos a los que hemos obligado a permanecer en pausa. Tenemos el poder del mando a distancia en nuestra vida, pero no en la sala de cine, donde nos vemos obligados a creer en posibilidades y situaciones, a vivirlas en primera persona, sintiéndonos parte de un guión que sin quererlo contiene algo cercanamente nuestro. Y es entonces cuando horas o incluso días después, nuestro recuerdo comienza a modificar al personaje, el entorno, los diálogos, nuestra percepción se adueña de la original y la reinventa. Por eso cuando transmitimos a otros nuestra opinión sobre una película, la objetividad se ve contaminada sabiamente por nuestra forma de recordar imágenes. Estoy a favor de este hecho porque creo que nuestra mente es una sala de cine constante donde se proyecta en sesión continua la vida de los otros. Es justo aquí donde se encuentra el origen de este proyecto que pretende mostrar como ciertos personajes merecen la oportunidad de una actitud de espejo por parte del espectador, otorgando un nuevo territorio al más sincero homenaje que es el de permitir el encuentro en la reinvención de un clásico.

Femme Fatale es un proyecto de inmersión cinematográfica que nos conduce más allá del mito y su simbología. Nuestro planteamiento inicia la búsqueda de la figura femenina en actrices protagonistas que subrayan, e incluso construyen en torno a ellas una atmósfera que otorga al metraje de grandes películas de la historia del cine su verdadera esencia. Nuestra intención es la de ahondar en la piel y el latido de estos personajes a través de la mirada de 17 jóvenes creadoras. Valiéndose de la ilustración y la fotografía cada una de ellas reinterpreta a una femme fatale, acortando distancias y haciéndolas por fin detenerse en su propia intimidad, como si al fin excluidas del guión y los focos las dejáramos expresar el mayor de sus secretos.

Creemos que este proyecto plantea un enfoque necesario: el diálogo de iguales, la mujer como espejo de un rol y por fin ese matiz de descanso sobre ellas, porque la que mira no juzga o etiqueta, la espectadora comprende cada gesto y lejos de pautarlas las invita a evitar la pose y las incita a hablar a través del cuerpo, de su dolor, su ira, su deseo, su vulnerabilidad y de su intenso deseo de amarse más allá de la imagen que proyectan. Por ello, cada creadora ha tenido total libertad para afrontar un diálogo que diera como resultado una conversación visual donde el espectador puede leer e incluso aprender una nueva textura de la imagen, como un puente que nos devuelve a la magia de la butaca y la proyección, pero desde dentro del corazón de sus protagonistas."

Isabel Hernández