Fotografías de Jindřich Štreit. Sobran las palabras.