The sun in a net, Stefan Uher (1962)

¿Sabéis lo que es pasarse toda una película con el corazón encogido y los ojos clavados, fijos, como sino se pudiese mirar a otro lado? Es exactamente lo que me ha ocurrido con esta película. La cual declaro, desde ayer, como una de mis películas checas preferidas.