Aquí una de las cosas que más adoro del mundo: ver a mi sobrino dormir.