Fotografías de Ole Thomas
Fotografías de Mark Peckmezian
Language, Marc Bauer
"No debe dejarse perturbar en su soledad porque haya algo en usted que desee salir de ella. Tal deseo, si lo utiliza con calma y reflexivamente, como un instrumento, también contribuirá a dilatar su soledad sobre vastas tierras. La gente, apoyándose en los convencionalismos, tiene todo resuelto: va a lo fácil y a los aspectos más fáciles de lo fácil; sin embargo, es evidente que debemos atenernos a lo difícil; toda cosa que vive tiende a ella; todo en la naturaleza se desarrolla y se defiende según su especie, sacando de sí mismo, a cualquier costo, esa forma única que le permite resistir. Poco sabemos, pero que debemos mantenernos en lo difícil es una certeza que no debe dejarnos nunca. Estar solo es bueno, porque la soledad es difícil. Que algo nos sea difícil debe ser un motivo más para llevarlo a cabo."

Cartas a un joven poeta, Rainer Maria Rilke
Nothing's All Bad, Mikkel Munch-Fals (2010)

Fotografías de Vavovi
"Un minuto antes era invierno en Ohio; las puertas y las ventanas estaban cerradas, la escarcha empañaba los vidrios, los carámbanos bordeaban los techos, los niños esquiaban en las laderas; las mujeres, envueltas en abrigos de piel, caminaban torpemente por las calles heladas como grandes osos negros.

Y de pronto, una larga ola de calor atravesó el pueblo; una marea de aire cálido, como si alguien hubiera dejado abierta la puerta de un horno. El calor latió entre las casas, los arbustos y los niños. Los carámbanos cayeron, se quebraron y se fundieron. Las puertas se abrieron de par en par; las ventanas se levantaron; los niños se quitaron las ropas de lana; las mujeres guardaron en los armarios los disfraces de oso; la nieve se derritió, descubriendo los viejos y verdes prados del último verano.

El verano del cohete. Las palabras corrieron de boca en boca por las casas abiertas y ventiladas. El verano del cohete. El caluroso aire desértico alteró los dibujos de la escarcha en los vidrios, borrando la obra de arte. Esquíes y trineos fueron de pronto inútiles. La nieve, que caía sobre el pueblo desde los cielos helados, llegaba al suelo como una lluvia tórrida.

El verano del cohete. La gente se asomaba a los porches húmedos y observaba el cielo, cada vez más rojo.

El cohete, instalado en su plataforma, lanzaba rosadas nubes de fuego y calor de horno. El cohete, de pie en la fría mañana de invierno, creaba verano con cada aliento de los poderosos escapes. El cohete transformaba los climas, y durante unos instantes fue verano en la tierra."

Crónicas marcianas, Ray Bradbury
J'ai tué ma mère, Xavier Dolan (2009)
Mi aportación para el primer número de la revista queer Gente Rara.


San Petersburgo, Rusia. Junio 2011.
Fueron días de mucha lluvia, frío, caminatas largas, galerías de arte contemporáneo, gente, comida y cultura muy diferente a la acostumbrada. También ostentosidades: anchas calles, altos edificios, Metros que llegan casi al centro de la tierra. Noches blancas... era increíble ver el cielo como si fueran las 10 de la noche en hora de verano a las 3am. Halagos, diálogos que hacen reflexionar y pensamientos encontrados.
Ha sido un viaje que me ha enseñado mucho no, lo siguiente, lo cual me encanta.
He aprendido que... soy más buena escribiendo inglés que hablándolo. La comida y la calidez de España no la hay en ningún lado; de hecho lo primero que hicimos al llegar a Madrid fue ir al supermercado a comprar naranjas para hacer zumo y gazpacho. Pero lo más importante de todo: tengo que exigirme y crear más, mucho más.

Gracias a todos los que lo han hecho posible, en especial a Arantxa por acompañarme en todo el viaje y ayudarme en todo aun estando enferma, a la Galería Art re.FLEX, a Маша por ofrecernos su hogar y a Diana y Pavel Brat por confiar en mí y en mi trabajo.