"- ¿Cuál es su propia impresión de la situación mundial?

- No me permito ser demasiado optimista. Creo, bueno, que siempre hemos tenido guerras y enormes catástrofes, y ya no tengo mucho miedo personal por eso. Quiero decir que a mi edad, si tienes que irte pronto, de todos modos, digo egocéntricamente.
Pero la belleza de toda la vida... Pensar en los miles de millones de años de evolución que llevó construir las plantas y los animales y toda la belleza de la naturaleza, y que el hombre por pura estupidez de su "sombra" lo destruya todo. Es decir, que toda la vida podría desaparecer del planeta y no sabemos...
Ni en Marte ni en Venus hay vida, no sabemos si hay algún experimento de vida en las galaxias. Y vamos y destruimos. Me parece tan abominable. Trato de rezar para que no pase, que ocurra un milagro.

- ¿Le parece que los jóvenes que conoce saben esto? ¿está en su conciencia?

- Sí, está en su inconsciente y parte de su conciencia; y creo que de un modo muy peligroso. Es decir, se abandonan y corren a un mundo de fantasía.
Sabe, si estudia ciencia ficción verá que siempre está la fantasía de escapar a otro planeta y empezar de cero otra vez, lo que significa abandonar la batalla en esta tierra, considerarla deshauciada y darse por vencido. Creo que uno no debería renunciar, porque si pensamos en la Respuesta a Job, si el hombre peleara con Dios, si el hombre le dijera a dios que no debería hacerlo, si reflexionáramos más... Por eso la reflexión cuenta. Creo que si no hay más personas que intenten reflexionar, retiren sus proyecciones y concilien los contrarios en su interior, habrá una destrucción total. Hay mucha gente que pasa por la vida sin que el inconsciente sea una realidad para ellos. Dicen en el desayuno: "Tuve un sueño gracioso". Y luego por la tarde ya no saben nada más de él; pero si lo pintaran e interpretaran y pensaran en ellos, el sueño se haría real. Y por eso deben estar solos, para que el inconsciente se haga más fuerte. Es como cargar el inconsciente, luego se manifestará.
Hermes Trimegisto dijo, en una imaginación activa a un alquimista: "Soy el amigo de aquel que está solo". Ahora tenemos, verá, un hombre que vierte agua en el pez; y el pez es el inconsciente. Así que debemos apoyar el inconsciente, no es suficiente con sólo tenerlo. Debemos volvernos activamente a él y apoyarlo para que nos ayude. Hay muchas personas que no se analizan, pero si tienen el talento natural, lo que se llamaría ser honesto, pueden encontrar esas cosas sin hacer análisis.
He vivido en esta torre a veces tres semanas sola sin hablar una palabra con alguien, y a veces pensé que me estaba volviendo loca, pero el inconsciente cobró vida, era mi compañero."

Entrevista a Marie Louise Von Franz, 1986
No puedo estar más de acuerdo con ella...