- Yo antes pensaba que no tenia sentido aprender nada, por eso me gustaba mucho lo de Einstein, cuando decia: “Es mejor tener una gran imaginacion, que un gran conocimiento”, no creo que sea necesario que yo te enseñe eso a vos.
- Yo pensé que me ibas a ayudar.
- El mundo te asombra, el mundo te soprende, te hace dudar… y seguramente en algunos momentos como este, no sabes si estas en la realidad o en un sueño. Pienso que todavía estás abierto, a la experiencia, a la imaginación. Con el paso del tiempo a la mayoría de las personas se les olvida la sensación de vivír las cosas plenamente, algunos ni siquiera tienen esa sensación. Pero vos aún podés ser vos mismo, vos podés lograr que no te contamine todo lo que está pasando alrededor tuyo. La gente parece aburrida de conocer, de mirar, de preguntar... tienen miedo. Son los niños los que preguntan. Los niños preguntan todo el tiempo, preguntan y nada les conforma, preguntan porque quieren saber más, y más, y más. Y sin embargo saben, que ninguna explicación alcanza porque... hay algo más.
- ¿Y que es ese algo mas?
- Hay un momento en el que dejamos de creerle a lo que sentimos, entonces pensamos que son supersticiones infantiles que no tienen sentido, es ahí cuando asumimos que uno mas uno es dos y que no puede haber otra explicación. Ese es el momento en el que empezamos a olvidar. ¿Sabés qué es lo mas difícil de aceptar? Que elegimos olvidarnos.

Hunabku, Pablo César (2007)