Estoy completamente enamorada de esta foto de Anna Marie Němcová y de Harold Budd.