No sé a vosotros, pero a mí el estilismo de interiores de Lo Bjurulf me parece una auténtica preciosidad.