A algunos tal vez no os guste, pero a mí el trabajo de Ruth Asawa me parece brutal.