Me encantaría tener una hija. No sé si es porque me acerco a los 30, pero últimamente mi instinto maternal ha incrementado demasiado. Hasta sueño con ello... Además quién sabe, ¡siempre que hago el juego del péndulo me sale una niña! ¿No dicen que eso suele acertar?

Cambiando de tema, mi habitación huele a violetas desde hace un par de días ¡y me encanta!