Sigo el estilo de la entrada anterior con los productos de Kraso.
Kraso es una de esas tiendas en las que si una fuera rica y estrenara casa, lo compraba todo en ella... hasta los trapos para secar los platos son bonitos.