No soy muy de llevar pulseras porque para trabajar me resultan muy molestas, pero estas de Sparrow Salvage se ven tan cómodas y son tan bonitas que me las pondría con mucho gusto.