Me encanta el bucolicismo de Peter Henry Emerson.