Me reflipan los cuckos que ha creado Nathan Skiles, son una completa pasada.