Fotografías de Josef Koudelka
Esta mañana, por un comentario (bastante chungo) que le he oído a un vecino gitano que tengo, estuve acordándome de que me cuesta un poco creer que tenga ascendencia gitana, aunque hay ciertas cosas que concuerdan bastante... (no hay más que decir que de pequeña si que parecia una auténtica gitana... escualidísima, con los ojos negros enormes y la piel morenísima. Mi madre muchas veces me cuenta, aquella vez que me ingresaron porque creían que me había tomado unas pastillas que habian encima de la mesa, y que cada vez que me miraba a través de los cristales, le daba la sensación de ver a la típica niña del tercer mundo a la que sólo se le ven los ojos, jajaja) Luego vinieron a mi mente las fotos de este fotógrafo, que para quien no lo conozca, que chequee un poquito en la página que he puesto porque hay verdaderas obras de arte, y no sólo de él.

La verdad es que me encantaria hacer una memoria de mi familia, sobretodo de mis bisabuelos-tatarabuelos. Mi bisabuela (por parte paterna) era increíble, me encantaba sentarme con ella y que me contara historias, con 99 años se acordaba absolutamente de todo. Si es que incluso ya muerta, ¡hay veces que sueño con ella y me sigue contando cosas! Y luego mi abuelo... una de las personas que más me crió hasta que tenia 4 años, y del que, después de todas las cosas de las que me han ido contando estos años, he llegado a la conclusión de que es la figura más compleja e interesante de toda mi familia.