Ayer llegué a la conclusión de que El guateque de Blake Edwards es la mejor película para quitarse "un día chof" de encima; siempre que la veo me entra un buen rollo por dentro enorme :)