Qué maravilla de cafetería que se ha agenciado Inspace Locations para utilizarla como estudio. La verdad es que más que hacer fotos ahí, lo que más me apetece ahora mismo es tomarme un zumo de naranja natural en la mesa que da a la calle mientras escribo en mi diario los sueños que tuve anoche, que desde luego, mi subconsciente no tiene nada que envidiar a Lost.