La casa de mis sueños, por el fotógrafo Paul Costello