Esperando la hora de ser pájaro...
Supongo que todos la tenemos, al menos una vez en la vida, ¿no?