ilustraciones de akinoh kondo.

noche de miércoles para meditar, estar conmigo misma, escuchar música y escribir en el diario bajo la colcha, de soñar que no tengo alas pero vuelo y salgo al espacio y conozco a viejecillas que me dan consejos... noche plácida para despertar y desayunar tostadas con queso de cabra y miel, un gran zumo de naranja recién exprimido y un poco de café... eso es todo lo que quiero hasta las 10 de la mañana de mañana jueves; no creo que sea pedir mucho...